Blog

Unidad de Audiología

El invierno y la otitis de oído medio

La temporada de otoño e invierno viene acompañada de cambios bruscos de temperatura, que en el caso de los niños y adultos mayores que presentan un sistema inmune más sensible a agresiones externas, pueden provocar un incremento significativo de dificultades auditivas y mayor número de visitas médicas.

Autor: Bettzy Meléndez, Audióloga del Centro Peruano de Audición, Lenguaje y Aprendizaje (CPAL)

De hecho, la otitis media aguda es el principal motivo por el que se acude al médico durante los meses más fríos. Causada por un virus o bacteria que produce una acumulación de fluido detrás del tímpano, esta inflamación del oído medio puede afectar a uno o a los dos oídos al mismo tiempo. Si no se trata a tiempo y de forma correcta puede acarrear consecuencias, como pérdida auditiva temporal.     

Puesto que la pérdida de audición interfiere en la capacidad de comunicación y de integración social del niño es fundamental actuar a tiempo y corregir la dolencia.

A continuación les presentamos algunas recomendaciones con la finalidad de cuidar nuestros oídos:

- En la medida de lo posible, evitar cambios bruscos de temperatura, ventilando las habitaciones de casa o los ambientes donde pasamos más horas.

- Utilizar orejeras o ponernos un gorro de lana nos ayudará a aislarnos del frío.

- No solo el frío puede provocar otitis; la gripe o un simple resfriado también desembocan con frecuencia en la aparición de focos infecciosos en el aparato auditivo.

- En caso de manifestar dolor agudo e intenso del oído por varios días, fiebre, sensación de taponamiento y de que oímos menos, debemos acudir al médico.

- Potenciar  nuestras defensas con una buena alimentación, con una dieta rica en Vitamina B-12, que se encuentra en alimentos como la leche, el huevo, el hígado, la carne roja, el polen o el aloe vera.

- Secar bien los oídos después del baño, utilizando protectores auditivos en caso de realizar natación.

- Evitar utilizar hisopos u otros objetos similares, ya que podríamos provocarnos alguna herida en el canal auditivo.

Tener en cuenta que después de haber pasado una otitis o de haber sufrido cualquier tipo de infección es muy importante someterse SIEMPRE a una revisión auditiva periódica que permita descartar posibles afectaciones de la audición.

 

Si deseas atención en la Unidad de Audiología, puedes comunicarte con nosotros. Te atenderemos con el profesionalismo de siempre.
Completa el triage gratuito

Entérate de lo último

1. No le pida al niño que “hable más lento”, que “respire” ...

Ver más

Las investigaciones han mostrado que las habilidades del lenguaje de los niños pueden afectar su...

Ver más

Si el niño entre los 2 y 3 años de edad…

No verba...

Ver más

Ver más

Envejecer es un proceso global que conduce a determinados e inevitables cambios a nivel fí...

Ver más

La timpanometría es una prueba auditiva simple y no invasiva, u...

Ver más

Compartir información