Blog

Aprendizaje

Aprender a pensar: base del aprendizaje exitoso CPAL

Los hábitos y las estrategias de estudio son importantes en nuestra vida estudiantil, pues “Somos lo que hacemos repetidamente. La excelencia, entonces, no es un acto, es un hábito”. Aristóteles.

Autor: Mg. Carmen María Samaniego Briceño

Hoy en día, la práctica educativa busca el desarrollo del pensamiento. No cabe duda que los docentes tienen el reto de “enseñar a pensar” y desarrollar el pensamiento en forma estructurada y consciente. Los estudiantes, por su parte, deben “aprender a pensar”, es decir, desarrollar sus capacidades cognitivas y sus habilidades, bien sean innatas o adquiridas, en actividades prácticas de aprendizaje familiar, escolar y social. Todo con la finalidad de explicar con sus palabras un concepto, situación o proceso experimentado.


Según Robert Swartz, cuando uno enseña a pensar, facilita el aprendizaje de la toma de decisiones; el discernimiento entre las ventajas y desventajas; la solución de problemas; la predicción y selección de la información. Esto significa que el estudiante debe evitar tomar decisiones rápidas y extraer conclusiones precipitadas. Por eso, debe recibir apoyo para que ponga en juego sus capacidades y habilidades, cuidando que no interfieran sus impulsos, efectos y sentimientos.


El enfoque del aprendizaje basado en el pensamiento pretende enseñar a pensar a los estudiantes en forma sistemática y eficaz. Además, considera fortalecer la capacidad de Razonamiento lógico a través de una adecuada mediación, mejorando principalmente las destrezas de observar, analizar, comparar, clasificar, seriar, representar, deducir, relacionar, resolver problemas e ingeniar. Entonces, en el desarrollo del pensamiento, por ejemplo, hay que enseñar cómo descubrir los objetos y luego describirlos para más adelante hacer la relación de los mismos comparándolos, buscando semejanzas y diferencias, llegando a la generalización, a la clasificación, a la ordenación e integración.

Sin duda, es importante potenciar la capacidad para aprender a aprender y aprender a pensar. Todo con el ánimo de formar ciudadanos pensadores, autónomos, responsables, flexibles y resolutivos, es decir, personas competentes, especialmente, competentes para aprender a aprender. Por eso, se sugiere, en primer lugar, un cambio de metodología en la enseñanza; orientado a que el estudiante aprenda a aprender y aprenda a pensar. En segundo lugar, comprometer al estudiante a fortalecer sus estrategias de estudio y a sostener una actitud positiva hacia el aprendizaje.


Realmente, no existe una receta eficaz para lograr un aprendizaje exitoso, pero si es importante cuidar los factores intrínsecos o extrínsecos, para convertirnos en estudiantes exitosos y reflexivos. A continuación, se comparte 10 principios propuestos por el Dr. Steven Chew para aprovechar el estudio al máximo, más aún si uno se está preparando o ya se está en la etapa de educación superior.


Principio 1: Tu nivel de comprensión es el resultado directo de una preparación minuciosa.
Principio 2: Existen formas efectivas y eficaces para la preparación del aprendizaje
Principio 3: Tienes que dominar lo básico antes de tratar de desarrollar otras habilidades.
Principio 4: Evita el exceso de confianza a todo costo.
Principio 5: Una preparación efectiva requiere dedicación exclusiva.
Principio 6: El aprendizaje exitoso requiere planificación previa.
Principio 7: La retroalimentación te ayuda a mejorar.
Principio 8: Identifica y aprovecha las oportunidades principales de aprendizaje
Principio 9: Enfrenta retos, dificultades e incertidumbres para mejorar
Principio 10: Descubre el valor de lo que estás estudiando


Sin duda, ser un estudiante exitoso y reflexivo, no es simplemente, una pizca de buena actitud y disposición, tampoco se trata de un tema de cantidad de horas dedicadas al estudio sino de entrenamiento. No cabe duda que la paciencia, automotivación, autorregulación, perseverancia, esfuerzo y dedicación personal hacia el estudio, regulan nuestra tolerancia ante las variables externas que interfieren en el estudio. Por ello, es importante aprender a desarrollar el pensamiento y a utilizar estrategias de aprendizaje que optimicen nuestro tiempo y eficacia en el estudio.

Referencias
Cerrillo, M. del R. (2005). Coral. Programa para enseñar a pensar. CEPE, Madrid.
Vallés, A. (2010) Estrategias de aprendizaje. Estrategic-2.
https://noticias.universia.net.co/educacion/noticia/2015/10/13/1132274/descubre-cuantas-horas-deberias-estudiar-dia.html
https://www.youtube.com/watch?v=RH95h36NChI&list=PL85708E6EA236E3DB
https://learninglegendario.com/frases-celebres-aprendizaje/
https://www.educaciontrespuntocero.com/noticias/como-ensenar-a-pensar/86567.html

Entérate de lo último

1. Lo importante de la flexibilidad y la organización: La flexibilidad no...

Ver más

En nuestra práctica diaria con las familias de niños que presentan caracterí...

Ver más

En el 2019, la Organización Mundial de la Salud señaló que la soledad es una...

Ver más

De hecho, la otitis media aguda es el principal motivo por el que se acude al médico duran...

Ver más

1. ¿Qué se sentirá salir nuevament...

Ver más

Una de las principales competencias que los estudiantes deben desarrollar en la etapa escolar es ...

Ver más

Compartir información