Blog

Unidad de Lenguaje

¿Mi hijo puede tener una dificultad en el lenguaje y no dar ninguna señal?

Hablar del lenguaje es prácticamente referirnos a una función natural y propia que cada persona va construyendo de manera dinámica desde su nacimiento hasta el último día de su vida. Por ello, desde los primeros sonidos, palabras y oraciones, hasta alcanzar la habilidad para conversar, narrar, opinar y manejar cualquier información que facilite acceder al aprendizaje son metas que todos esperamos. Sin embargo, en este tránsito pueden existir algunas “demoras o dificultades”, que pueden ser transitorias pero en otros casos pueden mantenerse en el tiempo y con ello generar la presencia de un “trastorno o alteración”, mismo que genera un impacto en su proyecto escolar y de vida.

Autor: Janet Quiroz y Jacqueline Villena, especialistas de la Unidad de Lenguaje

En este desarrollo, cuando un niño pequeño de 18 meses no presenta un vocabulario de cincuenta palabras familiares o no forma oraciones de dos palabras, hablamos de un inicio tardío del lenguaje. Entonces, los adultos debemos estar muy alertas a la demora o ausencia de estas adquisiciones que se contraponen con algunas creencias frecuentes como: “tu hijo no habla, no te preocupes, está engreído”, “mi hijo, todo lo comprende por eso está demorando en hablar”, “ yo me demoré en hablar, al igual que mi hijo pero ahora no tengo nada”, y que limitan el inicio una estimulación oportuna dentro del hogar.

También, es necesario conocer que la presencia tardía del lenguaje, podría persistir a pesar de que el niño va adquiriendo algunas habilidades expresivas, es decir, empiezan a manifestar dificultades para evocar palabras, construir oraciones largas, no se percatan que omiten, sustituyen y/o cambian sonidos en las palabras, o muestran dificultades para emitir algunos sonidos. En este punto, del desarrollo ya nos referimos al Retraso del lenguaje, y que a pesar de que el nombre es insuficiente para describir las características lingüísticas subyacentes que cada niño pudiera presentar detrás de ella, este retraso podría afectar la expresión, comprensión o ambos procesos, los mismos que van a determinar su complejidad, pues aun cuando el niño puede avanzar en edad y mejorar en algo la calidad del lenguaje, empieza a hacerse evidente que su vocabulario aún no es variado y automático, va mostrando lentitud para asociar los significados de las palabras; otros pueden seguir demorando en la adquisición de los elementos gramaticales como “artículos, preposiciones, conjunciones, etc.” que limitaran la construcción de sus oraciones, restringiendo el uso eficiente de un lenguaje formal;  otros podrían presentar dificultades para ajustar su lenguaje con sus interlocutores considerando su contexto socio comunicativo, y por ende, limitar la interacción social recíproca.  

La persistencia de estas dificultades se denomina Trastorno Específico del Lenguaje (TEL), considerando que “especifico” se refiere a que no debe estar presente alguna otra condición como: pérdida auditiva, alguna condición neurológica, fisura en la zona oral, bajo nivel intelectual, restricciones en la interacción social, o deprivación  emocional.  Y, se presenta entre el 2% y 7% de la población infantil, con una mayor presencia en los varones de tres a uno, frente a las mujeres; sin embargo, a pesar de tener una prevalencia alta y ser un trastorno grave, es invisible y por ende, detectado tardíamente; por lo tanto, si observas que tu niño de año y medio muestra un vocabulario bajo y no forma oraciones, es el momento de buscar un profesional especializado en lenguaje, pues una detección temprana le permitirá tener un tratamiento oportuno y mejorar su lenguaje para comunicarse, socializar y aprender.

No obstante, es importante, saber que el Trastorno Específico del Lenguaje va a acompañar el desarrollo de la persona, por ello, la vida escolar, universitaria y laboral serán un constante desafío que estas personas y sus familias deben enfrentar con la mejor información. Por ese motivo, el acceso a una atención especializada coherente a las necesidades individuales, así como una comunidad informada permitirá….. “hacer visible un trastorno invisible”.

Entérate de lo último

¿Qué es la Tartamudez?

La Tartamudez es un desorden en l...

Ver más

Mi príncipe tiene 7 años, s...

Ver más

La Audiología es una disciplina que se desenvuelve en diferentes áreas: en la atenc...

Ver más

Hoy en día se busca una educación distinta a la tradicional, que sea capaz de movil...

Ver más

Siendo así, ¿qué importancia tiene la psicomotricidad Relacional y que es? Ver más

A menudo encontramos estas excusas…

“No tengo tie...

Ver más

Compartir información